Los Portazgos, marcarón la historia del Camino de Santiago. A lo largo del mismo encontramos una gran cantidad de Portazgos.
El mas conocido es el de Vega de Valcarce, pero tambien los encontramos en: Logroño, Pamplona, Triacastela, Melide....



El Portazgo en el Camino de Santiago

El Portazgo era algo corriente en todo el camino de Santiago y cada Rey o Señor, creaba sus Portazgos como medida de financiación y en muchos casos los alquilaban o vendia.
Los peregrinos, estaban exentos del pago de tales impuestos, no obstante, esto no era respetado, en muchas ocasiones por avaricia de los Portazgueros y otras, porque la figura del Peregrino de encargo, producia confusión en los Portazgeros y no sabian si dejaban pasar a un Peregrino o un reico mercader.
Los Portazgos, se establecián en los limites de los reinos y señorios o en el cruce de algun rio. La inexistencia de Puentes, exiguia contratar a barqueros que los cruzasen a la otra orilla, previo pago. Cuando se levantaron los puentes, conservaron este impuesto de: pago por paso.
El Codex Calixtinus, no narra las peripecias del Portazgo en territorios Vasco-Francés y Navarra:
En esta tierra, a saber, cerca de Port de Cize, en el pueblo llamado Ostabat y en los de Saint-Jean y Saint-Michel-Pied-de-Port se hallan unos malvados portazgueros, los cuales totalmente se condenan; pues saliendo al camino a los peregrinos con dos o tres dardos cobran por la fuerza injustos tributos. Y si algún viajero se niega a darles los dineros que les han pedido, le pagan con los dardos y le quitan el censo, insultándole y registrándole hasta las calzas. Son feroces y la tierra en que moran es feroz, silvestre y bárbara: la ferocidad de sus caras y los gruñidos de su bárbara lengua aterrorizan el corazón de quienes los ven. Aunque legalmente solamente deben cobrar tributo a los mercaderes, lo reciben injustamente de los peregrinos y de todos los viajeros. Cuando deben cobrar normalmente de cualquier cosa cuatro monedas o seis, cobran ocho o doce, es decir, el doble. Por lo cual mandamos y rogamos que estos portazgueros con el rey de Aragón y los demás potentados que reciben de ellos los dineros del tributo, y todos los que lo consienten, a saber: Raimundo de Solis y Viviano de Agramonte y el Vizconde de San Miguel con toda su descendencia, junto con los antedichos barqueros y Arnaldo de Guinia con todos sus descendientes futuros y con los demás señores de los citados ríos, que injustamente reciben de aquellos mismos barqueros los dineros de la navegación, con los sacerdotes también que a sabiendas les dan confesión o comunión, o les celebran oficios divinos, o los admiten en la iglesia, sean excomulgados no sólo en las sedes episcopales de sus respectivas tierras, sino también, oyéndolo los peregrinos, en la basílica de Santiago, hasta que por larga y pública penitencia se arrepientan y moderen sus tributos. Y cualquier prelado que, por caridad o por lucro, quiera perdonarlos de esto, sea herido por la espada del anatema. Y sépase que dichos portazgueros en modo alguno deben percibir tributo de los peregrinos, y los repetidos barqueros sólo deben cobrar un óbolo por la travesía de dos hombres, si son ricos, y por su caballo un solo dinero, pero de los pobres nada. Y deben tener también barcas grandes en que holgadamente puedan entrar las caballerías y los hombres.
Geoffroy Leroi, en su diario de Peregrinación, nos: Hoy los portazgueros no nos han salido, en son de presa desde el castillo de Autares, con ánimo de robo. Se ve que las fechorías anteriores les han dejado rendidos para días. Hubo una época en que Nezano Gudesteiz prohibía el paso hacia Galicia a quien le daba su feudal gana. Y era dueño desaprensivo y depredador de esa imponente mole de Autares.




Acta de Supresión del Portazgo en Vega de Valcarce

1072, noviembre, 17
Alfonso VI, suprime el derecho de Portazgo que pagaban los transeúntes en el puerto del Valcarce
In nomine Dei summi ante regnantis et in finem seculorum pro salute hominis incarnati, audiant et intelligant ommes subditi nostri regiminis quid sunus actuari pro remedio peccatorum nostrorum et pro salute parentum nostrorum.
Ego quidem Adefonsus rex Legionensis magnifico rege Fredinando et Sanctia regina progenitus, sensi uindictam Dei Onnipotentis presenti tempore factus extorris a potestae regni mei et postea restituit me Deus in idpsum quod amiseram,sine sanguine hostium, sine depredatione regioni, et subito quum nom extimabatur, accepi terram sine depredatione regionis, et subito quum nom extimabatur, accepi terramsine sine inquietudine, sine alicuius contradictione et sedi in sede genitoris mei, dei donante clementia.
Nunc igitur laudo et glorifico nomen eius qui aufert et mutat regna et honores, qui humiliat potentes et erigit ad terra inopes. Sit igitur notum omnibus nostri regni hominibus, maioribus et minoribus, diuitibus et pauperibus, qui ob misericordiam Summi et Omnipotentis Dei in nobis collatam querimus et proidemus aliquit operari et constituere quod nobis proficiat ad salutem anime nostre et ceteris populis, nom solum Spanie, sed etiam Italie, Francie et Alemandie proficiat ad requiem. Est quodam castellumquod dicitur Sancte Marie de Auctares ad portum montis Ualdercarceris inter duas aquas Burbia et Ualbona, ubi consuetudo fuit, usque ad hunc diem, depopulari et depredari ommes transeuntes occassione telonei, quod portaticum dicimus, et hoc temporibus aborum et parentum meorum, et ex hoc magnus clamor ad Deum ferebatur ommium transeuntium, et maxime peregrinorum et pauperum qui ad Sanctm Jacobum causa orationis proficiscebantur,et erat detestatio et maledictio tanti criminis super inundans in terra nostra.
Hanc ergo deprecationem telonei uel portatici remittimus et relinquimus, sicut superius diximus, ut in perpetuum nunquam amplius a nemine succesorm nostrorum accipere presumatur, sed sic pacifica quieta omnis illa terre deambulatio ex omni parte, ne sit qui presumat alium inquietare uel perturbare ad suo itinere, neque in modico ad nullo omine qui negotiator fuerit.
Hoc confirmo et constituo ego Aldefonsus presenti tempore princeps et rex Spaniecum iermana mea domna Urraka, et offerimus banc oblationen quam auditis omnipotenti Deo et beatissime semper Uirgini Marie et Sancto Jacobo Apostolo, in cuius ditione terra et regimen consistit totius Ispanaie per manus pontificis nostri Pelagii Legionensis.
Idcirco offerimus, ut Deus omnipotens creator pacem nostris temporibus et nobisin futuro consortium cum sanctis omnibus et parentibus nostris absolutionem a cunctibus iniquiatibus suis.
Et hoc mobis adiungere placuit, ut si quis uiolentus uel maledictus uel blasfemus et Deum non timens sibe rex comes aliquid ex maioribus aut minoribus huic nostre constitutioni et remisioni contradicere uoluerit et idipsum repetere, noncomputetur inter sos qui sunt regenerati ex aqua et Spiritu Sancto, sed deputetur inter eos qui aligenatisunt apatre et Filio et spiritu Sancto, sicut fuit Datan et Abiron, quos uios terra obsoruuit et descenderunt uiuentes in infernum, ita contingat hominibus huic testamentum nostrm contradicentibus, et mobis in perpetumueniam delictorum. Facta seriestestamenti uel agnitio paciti in era decies centena et undecies dena quotum XV kalendas decembria.
Adefonsus serenissimuss rex una cum sororis mee Urraka prolis Fredenandizz in hoc testamentum uel agnitio populorum manus nostras propias roborauimus.





Portazgo y Camino


Camino alternativo para eludir el Portazgo en Vega de Valcarce.

Este Camino alternativo, usado para eludir el Portazgo, se dirigía por el Valle de Sanfiz, se desviaba hacia Villasinde, cuyo nombre original es Hospital de Villasinde, continuaba por la Vilela (Villaus del Calixtinus, enlazando con el Camino histórico que salía de Vega de Valcarce, continuaba, subiendo hacia el Castillo Sarracín hasta alcanzar el pico de Vilela, dirigiéndose por la falda de la montaña hacia San Julián y posteriormente alcanzaba la Faba.
Existen indicios, de otra variante de camino, que podía continuar por el Valle de San Fiz, hacia Barjas, Quintela de Barjas... Capeloso y continuar hasta O Cebreiro u Hospital del la Condesa. La raiz "jar" es tipica de los Caminos de la Oca, usado por los iniciados.





Kenric and Ice Falcon at EK Crown Tourney




Urraca I: Reina de León y Castilla

Urraca I (N:24/06/1081, M:1126), era hija de Alfonso VI y Constanza de Borgoña.
Urraca, se caso con Raimundo de Borgoña, francés que se había puesto a las ordenes a de Alfonso VI, para auydarle en la batalla de Sagrajas o Zalaca, donde fueron derrotados por los Musulmanes.
Urraca, se caso con Raimundo de Borgoña, recibiendo como dote, el Condado de Galicia.
Con Raimundo de Borgoña, tuvo dos hijos: Sancha y Alfonso.
Alfonso, se convertiría en Alfonso VII, de Castilla y León, denominándosele  el Emperador. Siendo joven, entra en Santiago de Compostela y es aclamado por el pueblo. Temerosa de perder el Condado de Galicia, su madre Urraca, organiza un contraataque, recurriendo a la ayuda de : Rodrigo Velaéz: Conde de Lemos y Sarria y el Nunio Pelaéz: Conde de Monterroso. Parten de Triacastela y van hasta Monterroso, organizando un ejercito que expulse a Alfonso VII de Galicia.
Urraca, quedo Viuda de Raimundo de Borgoña y dos años mas tarde, muere Alfonso VI, sucediéndole en el trono. León se convertía en un Reino, con una Mujer Reina y además Viuda.
Los nobles, exigieron un pronto matrimonio y acordaron casarla con Alfonso I el Batallador, Rey de Aragón y Navarra.
Urraca, era una mujer libertina e infiel, lo que conllevo las discrepancias al matrimonio. Alfonso I el Batallador, la encerró en un castillo cerca de Zamora, pero Urraca, urdio una trama para escapar de la torre donde estaba cautiva, dejando a su hija Sancha en su lugar.
Durante la reclusión de Urraca, Alfonso I el Batallador, aprovecho, para imponer una política de nombramientos de alcaides de los castillos a nobles Navarro- Aragoneses, lo cual crispo los ánimos de los Castellano-Leoneses
El conflicto parecía solucionarse, con el divorcio y en 1114, se recurrió a la declaración nulidad papal del matrimonio, por razón de parentesco, previo del repudio por parte de su marido Alfonso I.
El clero leonés aceptó de buen grado la separación: cuyo incumplimiento llevaba una amenaza de excomunión.
Alfonso I, sigue con la pretensión, de seguir reinando en Castilla y León y organiza la persecución de Urraca, que se dirige a buscar ayuda por los valles del Valcarce y consigue la del Arzobispo de Santiago Gelmírez.
Urraca, fue una Reina, con incontables amantes y un Reino plagado de intrigas. Entre sus numerosos amantes, es conocido Don Pedro González de Lara, con quien a sus 44 años tuvo un hijo al que denominaron el "Hurtado", por no tener dote ni de padre, ni de madre. El nacimiento del Hurtado, se situa en un hórreo de un pequeño pueblecito de los Valles del Valcarce, denominado Sotoparada.
La relación de Urraca con los Valles del Valcarce, fue continua e igual la vemos cediendo la Iglesia de Pereje al Monasterio de Cebrero, que interviniendo en juicios.
Si la persecución de su marido, no fuese suficiente, su hermanastra Teresa, hija ilegitima de Alfonso VI, a quien le había dado como dote el Condado de Portugal, cuando se caso con Erique de Borgoña, aprovecho la ocasión para debitar a Urraca.
El apoyo que habia recibido de Gelmirez, le llevo a firamar el denominado Pacto de Sahagún, que encrespo a la población, causando un motin que ultrajo, maltrato y mahirio a Urraca.

Murio en 1126, en el Castillo de Saldaña (Palencia) y sus restos descansan en la Capilla mayor de la catedral de Palencia.
A su muerte, le sucedio su hijo Alfonso VII el Emperador.

Realización

Permitida la reproducción, sin fines comerciales o lucrativos, citando la fuente de procedencia: portazgo.org